Obligaciones del Expendededor

1 Cumplir la obligación de gestionar personalmente la expendeduría, sin perjuicio de la ayuda que puedan prestar los dependientes que precise. (Art. 26.c y 29.h R.D. 1199/1999).

2 Los Expendedores deberán exponer, en lugar visible del establecimiento, el título de la concesión, así como cualesquiera otras noticias, rótulos o carteles que establezca el Comisionado o el Ministerio de Sanidad (Prohibida la venta a los menores de 18 años; Prohibido fumar). (Art. 29.d R.D. 1199/1999).

3 Los expendedores deben exhibir en sitio visible las tarifas oficiales de precios de venta al público de las labores de tabaco que se comercialicen. (Art. 29.j R.D. 1199/1999).

4 Mantener unas adecuadas condiciones de servicio al público mediante la apertura del establecimiento durante el horario comercial que resulte más usual en la zona, con respeto en todo caso de la legislación vigente en cada momento y de un horario mínimo de apertura coincidente entre las nueve y las trece treinta horas y las diecisiete y las veinte horas, excepto sábados tarde y festivos. Los horarios que restrinjan la apertura respecto de los mínimos indicados requerirán la autorización del Comisionado, previa justificación de su conveniencia. En todo caso el horario de apertura estará expuesto al público. (Art. 29.g R.D. 1199/1999).

5El Comisionado para el Mercado de Tabacos podrá autorizar el cierre temporal de expendedurías por causa suficientemente justificada y siempre que el servicio público no se vea afectado (máximo dos años). Los cierres deberán ser solicitados al Comisionado con un plazo de quince días de antelación a la fecha en que hubiera de surtir efecto y el expendedor deberá esperar a recibir la Resolución del Comisionado autorizándole el cierre para proceder al mismo. Los cierres por un plazo inferior a cinco días laborables no requerirán autorización previa, pero deberán comunicarse al Comisionado con una antelación de dos días. (Ej.: un cierre urgente por fuerza mayor, si es necesario, siempre se podrá justificar como lo hace cualquier otro trabajador con un justificante médico o similar.) (Art. 47 R.D. 1199/1999).
El expendedor también deberá notificar al Comisionado que procede al cierre de su expendeduría por vacaciones. En este caso deberá hacer constar en la solicitud los datos de las expendedurías más cercanas que se harán cargo del suministro mientras la expendeduría permanezca cerrada. (Criterio del CMT y Art. 47 R.D. 1199/1999).

6El estanquero siempre debe cumplir el principio de neutralidad que establece la Ley. El expendedor debe exhibir en sus establecimientos de forma adecuada (sin dirigirlos al exterior) y neutral respecto a marcas y distribuidores los productos de tabaco y contar con un stock adecuado que cumpla con este principio. Así, no debe realizar actos que afecten a la neutralidad del mercado ni supongan competencia desleal respecto de otras expendedurías. Todo ello no significa que no puedan tener una falta de una determinada marca de tabaco un día determinado por haberse vendido (ya sea el expendedor o un punto de venta con recargo), cuestión que se soluciona en el siguiente pedido. (Art. 29.a y 29.i R.D. 1199/1999).

7 Los estanqueros no podrán aceptar nunca otras retribuciones, ni en especie ni en dinero, que no sean las establecidas por la normativa, de ningún operador del mercado. (Art. 56.3 R.D. 1199/1999).
La aceptación de regalos de promoción supone infringir la ley. (Art. 56.3 R.D. 1199/1999).

8Constituye una infracción muy grave hacer descuentos y vender a precios distintos a los que establece la ley. (Art. 56.4 R.D. 1199/1999).

9 Prohibición de exhibición de productos del tabaco en los escaparates. El artículo 9.1.b) último párrafo de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre de medidas sanitarias frente al tabaquismo prohíbe la publicidad de productos del tabaco en los escaparates de las expendedurías por lo que está prohibida la exhibición de productos de tabaco en los mismos (cajetillas, cartones, carteles…). Asimismo no se podrá llevar a cabo publicidad de tabaco fuera de las expendedurías ni dirigir dicha publicidad hacia el exterior. Por otra parte, los carteles con nuevos lanzamientos o campañas podrán estar expuestos en las expendedurías por un plazo máximo de cuatro meses, según criterio del Comisionado.

10 Se permitirá en el interior de las expendedurías la actividad promocional de productos del tabaco, siempre que ésta no sea retribuida y que no suponga la entrega gratuita de tabaco o de elementos relacionados con productos del tabaco o con el hábito de fumar o que lleven símbolos o signos que sean utilizados para los productos del tabaco. El precio de estos elementos no podrá ser superior al cinco por ciento del precio de los productos del tabaco que se pretenda promocionar. Los elementos promocionales deben venir incorporados de origen, es decir desde fábrica o almacén del distribuidor, al producto de tabaco que se pretende promocionar (EMBLISTADO), de tal forma que al expendedor le resulte imposible la separación del objeto de la promoción sin deteriorar el producto de tabaco al que va unido.
Cuando la promoción se ofreciese en relación con una agrupación de unidades comerciales de venta, cada una de éstas deberá llevar incorporada de manera fija la referencia a que constituye objeto parcial de una promoción con prohibición de venta unitaria. (Art. 9 Ley 28/2005, Art. 6 Ley 13/98 y Arts. 10 y 11 R.D. 1199/1999)
La información en la red comercial minorista de expendedurías será lícita siempre que se respete los siguientes principios: se podrá realizar información en la red, dirigida al consumidor, sea a través de carteles, catálogos o similares, como por medio de agentes de promoción, siempre que el titular de la expendeduría consienta en ello, no pudiendo su negativa ser parcial sólo contra determinadas marcas u operadores, y la actividad informativa se distribuya de manera neutral entre las distintas expendedurías de la zona.

En particular, dichas actividades no podrán realizarse en los escaparates, ni extenderse fuera de dichos establecimientos, ni dirigirse al exterior. (Art. 9 Ley 28/2005 Art. 11 R.D. 1199/1999)

11 El expendedor es el único responsable de las acciones u omisiones que supongan incumplimiento de la normativa de su concesión por parte de familiares o empleados relacionados con el estanco. Hay que prestar especial atención a los permisos para el transporte otorgados a familiares, empleados o mandatarios ajenos al negocio. (Art. 29.k R.D. 1199/1999).

12 El almacenamiento de los productos deberá realizarse en los lugares en que radiquen las correspondientes expendedurías o puntos de venta con recargo (en los puntos de venta con recargo, según el Comisionado, solo se puede almacenar tabaco en un cajón interior de las máquinas expendedoras). Se admitirá la utilización de otros locales previa autorización del Comisionado para el Mercado de tabacos, consideradas las circunstancias que concurran en cada caso. (Art. 38.2 R.D. 1199/1999)

13 Carteles y banderola. Los expendedores deben tener instalado el actual distintivo institucional en los estancos, constituido por una letra T en color rojo sobre fondo de hoja de tabaco en amarillo cromo y rótulo con la indicación “Tabacos” en iguales colores. si las disposiciones urbanísticas de los municipios impidiesen la instalación de estos instintivos, el Comisionado para el Mercado de Tabacos adoptará las medidas adecuadas para la señalización de las expendedurías en tales circunstancias. (Disposición Transitoria Primera RD 1199/99)

14 Hojas de reclamación. Las expendedurías de tabaco y timbre son establecimientos comerciales abiertos al público que también están sujetas al cumplimiento de la normativa general aplicable al comercio minorista. Los estancos, como cualquier otro establecimiento, tienen la obligación de tener a disposición del público un modelo específico de Hoja de Reclamaciones. Este instrumento facilita a los consumidores y usuarios la posibilidad de formular sus reclamaciones en el mismo establecimiento donde se producen los hechos denunciables, sin que esto sea obstáculo para presentar la reclamación ante las Administraciones de Consumo.

15El expendedor se responsabiliza de que su estanco sea uno de los tres más cercanos al punto de venta con recargo que solicita autorización, aunque la opción de elegir entre los tres la tiene el punto de venta con recargo. (Art. 37.2 R.D. 1199/1999)

16Vender solo a particulares y establecimientos autorizados. El incumplimiento de esta obligación puede suponer multas entre 12.020,24 euros hasta 120.202,42 euros o cierre temporal hasta seis meses para la expendeduría que suministre a puntos de venta no asignados. (Arts. 42 y 57.5.e R.D. 1199/1999)
La autorización de los puntos de venta con recargo tiene una vigencia de tres años, renovable por periodos iguales. Si se carece de autorización o ésta se encuentra caducada, el Comisionado puede sancionar al titular de la expendeduría que les suministre tabaco con multas entre 12.020,24 euros hasta 120.202,42 euros o cierre temporal hasta seis meses. (Art. 27.2 R.D. 1199/1999). Hasta tanto no haya sido otorgada la autorización pertinente, no se podrá suministrar por parte del expendedor designado, ni vender por parte del solicitante de la autorización productos del tabaco. (Art. 37.5 R.D. 1199/1999)

17 Todas las labores deberán ir obligatoriamente acompañadas de su correspondiente factura o vendí, a nombre del correspondiente titular de la autorización y en todos y cada uno de los pedidos destinados a los PVR. Las mencionadas facturas o vendís deberán conservarse durante 3 años por el expendedor y 1 año por el punto de venta con recargo. (Art. 42.3 R.D. 1199/1999)

18Los vendís o facturas amparan la circulación y tenencia durante 15 días. El vendí o la factura amparará la circulación del producto y su tenencia en el punto de venta con recargo, durante el plazo de quince días a contar desde la fecha de su expedición. Los productos contenidos en las máquinas expendedoras o expuestos para la venta en el punto de venta con recargo, unida a la posesión del correspondiente vendí o factura con antigüedad no superior a quince días, acreditará la procedencia del producto de la expendeduría oficialmente asignada para el suministro y su no procedencia en el caso contrario. (Art. 42.3 R.D. 1199/1999)

19Los bares, restaurantes y demás establecimientos de restauración cerrados, que cuenten con autorización administrativa otorgada por el Comisionado para el Mercado de Tabacos para llevar a cabo la venta a través de máquinas expendedoras, podrán también efectuar venta manual de cigarros y cigarritos provistos de capa natural. (Disposición Adicional Primera Ley 28/2005) (Art. 37.7.2 R.D. 1199/1999).

20Condiciones para el transporte del tabaco a autorizados con recargo
Los expendedores y autorizados para la venta con recargo deben prestar especial atención al contenido del artículo 42.Cuatro del Real Decreto 1199/99, de 9 de julio, de desarrollo de la Ley 13/98, de 4 de mayo, de ordenación del mercado de tabacos y normativa tributaria, que permite la posibilidad de que la adquisición y transporte de labores con destino a los puntos autorizados para la venta con recargo se lleve a cabo por otras personas autorizadas que no sean los propios titulares del permiso para la venta con recargo.
En relación con los documentos que deben estar en poder de las personas autorizadas para llevar a cabo este tipo de actividades, hay que tener presente:
- Empleados o familiares vinculados al negocio. Los expendedores y titulares de los establecimientos autorizados para la venta con recargo pueden valerse de sus empleados o familiares para adquirir y transportar las labores de tabaco en la expendeduría, los cuales deberán estar igualmente autorizados por escrito. Las autorizaciones a empleados o familiares no se remitirán al Comisionado para el Mercado de Tabacos pero es necesario disponer de 3 copias: 1 que tendrá el titular de la expendeduría, otra el titular del establecimiento y otra que portará en todo momento el empleado o familiar que transporte el tabaco.
- Mandatarios. Los expendedores y los titulares de los puntos de venta con recargo pueden contar igualmente con la ayuda de mandatarios apoderados por escrito únicamente para llevar a cabo el transporte de dichas labores. Este tipo de apoderamientos deben ser comunicados al Comisionado para el Mercado de Tabacos y deberán remitirse al citado Organismo por lo que se cumplimentarán 4 copias de los mismos, 1 para la expendeduría, otra para el titular del establecimiento, 1 que deberá portar el mandatario en todo momento y otra para remitir al Comisionado para el Mercado de Tabacos.

Localización

Parque Empresarial Asipo II

Plaza Santa Barbara, 2 - Planta 2ª - Ofic. 31

33428 Cayes - Llanera  - Asturias

Contacta con nosotros

Contacta y resuelve las dudas que tengas.

  • Teléfono:  985 26 04 43 y 628 742 294 +34 985 260 443
Inicio Normativa Obligaciones del Expendededor